09.10.2014

El planning de Happy ID, Rodrigo Revoredo, director de planeamiento estratégico McCann Erickson Lima, en Código Jan-Ken-Po 7


rodrigorevoredo

Rodrigo Revoredo, director de planeamiento estratégico McCann Erickson Lima.

Happy ID, de la agencia peruana McCann Lima para Coca-Cola, fue una de las campañas que regresó victoriosa de Cannes, trayendo consigo un Grand Prix, el primero del país en dicho festival, además del gran reconocimiento de la publicidad mundial.

Rodrigo Revoredo, director de planeamiento estratégico de la agencia, estuvo a cargo, dentro de su departamento, de esta campaña y CÓDIGO Jan-Ken-Po le pidió prepare un texto sobre esta exitosa campaña para el nuevo número. Revoredo lo hizo y este es un corto extracto de lo que compartió en esta nueva edición de la revista.

codigo-happyID-revista-jankenpo

Artículo en Código Jan-Ken-Po 7.

Desde hace más de 100 años, McCann Erickson tiene como filosofía comunicar las ideas de las marcas con “La verdad bien dicha” y en los más de 60 años que tiene en Lima, las diferentes generaciones de comunicadores que trabajaron y trabajamos aquí, hemos luchado por honrar eso. Por encontrar o develar aquellas verdades que nos pueden ayudar a generar conexiones profundas entre las marcas y las personas. Verdades que incluso, pueden estar “fuera del brief”.

Lo más interesante para mí sobre la verdad, es que no le pertenece a nadie, está más cerca de la calle que de un escritorio e incluso suele no ser agradable. Por otro lado, me gusta pensar que al ser tan subjetiva es más fácil creer que te encontraste con ella cuando quien la comparte contigo puede inspirarte a seguir buscándola. Si tuviera que responder qué es Planning, diría que es todo aquello que te inspira a seguir profundizando en algo que sientes que puede ser verdad. Porque al final, repito, la verdad no necesariamente le pertenece a una persona en especial. Ni a un planner, ni a un creativo, ni a un cliente y a veces, ni siquiera a la gente (aunque los estudios pretendan decir lo contrario). Suele pasar, que todos tienen una parte de la verdad, y parte del oficio de un planner es tratar de identificar esas partes, articularlas y ver la manera de construir algo inspirador con ello.

Hace algún tiempo nos encontramos, como equipo, con una de esas situaciones en las que te enfrentas a algo que basado en los hechos, parece ser verdad porque suena esperanzador, optimista, conveniente y sobre todo, agradable. Creo que el hecho de ser tan agradable, fue lo primero que detonó nuestra curiosidad por tratar de seguir profundizado qué tan cierto era. Me refiero al inicio del proyecto del DNI Feliz, que surgió como parte de un pedido cuyo brief, fue uno de los documentos que paradójicamente me hicieron sentir más optimista y feliz. En general, se nos pedía capitalizar el excelente momento de crecimiento económico que se empezaba a sentir en el país, un crecimiento que podía ser el inicio para que una sociedad, al menos desde ese aspecto, tuviera la oportunidad de encontrar más felicidad. Cuando veíamos los hechos todo tenía sentido: el PBI había crecido sostenidamente en los últimos años, la pobreza se venía reduciendo en cifras alentadoras y el acceso a nuevos elementos de consumo por parte de sectores emergentes podían hacernos pensar que nos enfrentábamos a una realidad más feliz. Todo esto además, era parte de un discurso repetido por los medios de comunicación que cubrían al detalle cada vez que una calificadora de riesgos nos mejoraba la evaluación por los logros macroeconómicos o cuánto pensaba gastar el peruano promedio en la siguiente festividad.

Sin embargo, en estudios que veníamos realizando en paralelo en diferentes ciudades del país con una metodología de Etnografías Digitales, habíamos empezado a observar, sobre todo entre los adolescentes y jóvenes, cierto descontento con respecto a su perspectiva del país. Y más que descontento, tensión por escuchar que había un Perú que crecía a un ritmo más acelerado sin ser parte de ello. En paralelo, habíamos encontrado casi por casualidad, un estudio que en el cual se le preguntaba a la gente de varios países del mundo, qué tan felices sentían que eran los ciudadanos de sus países. Según ese estudio de Gallup, Perú era el país con gente menos feliz en Latinoamérica. (Continúa).

La colección que empieza con esta séptima edición es realmente imperdible; para suscribirse pueden escribirnos a suscripción@codigo.pe

Todo sobre la séptima edición de Código Jan-Ken-Po 7:

Fredy Alvarado, Director de la Escuela Profesional de Marketing – USMP, en Código Jan-Ken-Po 7

Natsumi Fukuhara, Ellas dicen, en Código Jan-Ken-Po 7

Felipe Ambra, director de marketing de AmBev Perú, en Código Jan-Ken-Po 7

Fernando Vega Olmos, socio y director de Picnic, en Código Jan-Ken-Po 7

Santiago Lucero, Director Creativo Ejecutivo Fallon Londres, en Código Jan-Ken-Po

Perú rugió en Cannes, en Código Jan-Ken-Po 7 (23/09/2014)

Rob Schwartz, Presidente Creativo Global de TBWA Worldwide, en Código Jan-Ken-Po 7 (19/09/2014)

Salió Código Jan-Ken-Po 7 (18/09/2014)