08.05.2017

Entre el precio y la experiencia: ¿Los consumidores peruanos somos Low Cost o Consumidor Premium?


premiumlowcost1

El fenómeno que se vive desde hace algunos años es inminente: el consumidor actual se puede clasificar en dos: low cost o premium, dejando de lado los puntos intermedios.

Por un lado están las marcas que buscan, mediante precios cómodos, atraer a más consumidores mientras que las premium compiten entre ellas generando productos a precios altos, sin embargo ambas tienen a un público fidelizado.

Los viajes han cambiado

En esa línea, las industrias que se han visto polarizadas hacia el low cost son las aerolíneas, las computadoras y supermercados, siendo la clave los costos bajos para poder ofrecer productos y servicios a precios más bajos que lo habitual. Un claro ejemplo en nuestro país es la reciente llegada de la aerolínea Viva Air Perú, que ofrece vuelos al interior del país desde S/60.

Hemos preparado un pequeño video sobre cómo el consumidor

Sin embargo, los mismos usuarios que prefieren productos low cost, se perfilan en algunas industrias para las marcas premium. Este es el caso de las industrias de cámaras, reproductores, pañales y máquinas de afeitar, porque son productos que están en la capacidad de justificar sus elevados precios o porque han generado vínculos emocionales con los consumidores.

Así también se puede identificar que en el caso del consumo de bebidas alcohólicas, cuando se trata de consumo personal, el usuario prefiere calidad a cantidad, esto significa que podrían pagar un buen dinero por una marca premium a comprar un licor low cost.

Marcas Low Cost y Marcas Premium

En el mundo ya algunas marcas han experimentado cambios desde la llegada del low cost y premium, este es el caso de Ikea, compañía de fabricación de muebles, quienes gracias al low cost han podido expandir su negocio por varios países, mientras que  hay marcas que han pasado a ser premium, como es el caso de Apple, quienes decidieron usar estrategias de lujo para convencer a su público.

Sin embargo, hay marcas que han preferido acomodarse de forma que puedan ser consumidas por todo tipo de clientes, como es el caso de Nestlé, que en la mayoría de países del mundo ha optado por mantener la categoría de helados comerciales gourmet como es el Häagen-Dazs como también barras de chocolate que está destinada al público que no desea pagar más de 1 dólar.

Perú también ya cuenta con una oferta variada en marcas low cost y premium, un claro ejemplo del formato barato y de fácil acceso son los productos locales que promueve Tambo +, una cadena de practi-tiendas, que con dos años en el país ya cuenta con más de 200 locales, lo que ha llamado la atención de estos establecimientos es que ha recogido la modernidad de las grandes tiendas pero se caracteriza por tener una cercanía especial con el consumidor. A esto se le suma las grandes ofertas con las que ingresó y se mantiene el mercado, tal es así como en estos locales podemos encontrar un pollo, similar al pollo a la brasa, a solo S/. 15.99 mientras que en otros lugares los encuentras pasado los S/.20.

Nuestro país también cuenta con diversidad en marcas premium, siguiendo la línea de las tiendas que ofrecen productos comestibles, podemos ubicar a las tiendas que se caracterizan por vender productos orgánicos,  la ola del consumo naturalista ha ido creciendo en los últimos 10 años, sin embargo el precio de una canasta alimentaria puede costar 73% más que una canasta tradicional. Una de las razones de por qué compramos premium es que nos llevamos valores agregados fácilmente comprobables. Los precios son altos debido a la certificación orgánica que estos deben recibir, por el tipo de producción y manejo que estos han tenido. Los consumidores que van a estos establecimientos se caracterizan por buscar productos que sean buenos para su salud y que a la vez estén contribuyendo con el medio ambiente.

El consumidor peruano

Según Nielsen, 3 de cada 10 consumidores peruanos señalan que los productos premium valen lo que cuestan, además el 41% los adquiere porque les brinda seguridad y el 35% asegura que se siente mejor con la compra.

En el caso peruano las categorías que más ventas registran en la gama de lo premium son: ropa y calzado (41%), electrónicos personales (35%), lácteos (35%), cuidado capilar (34%) mientras las categorías que se caracterizan por ser low cost son: las bebidas carbonatadas (94%), dulces (92%), galletas o panes (89%).

¿Y tú qué producto o servicio consideras que sea low cost o premium?

Por: Alejandra Garboza