04.01.2017

Así llega un iPhone desde la fábrica en China hasta tus manos


29chinaapple-sidebar1-master1050

Es seguro que te has preguntado cómo es la ruta de algunos de los productos que consumes a diario. Por ejemplo, cómo es que el iPhone se produce y termina en tus manos. Un reportaje publicado en New York Times detalla el largo viaje que hacen los equipos, fabricados en China hasta las tiendas de las principales ciudades en el mundo.

Sorprende un dato: la mitad de todos los iPhone en el mundo se produce en una sola fábrica en Zhenghou (cada minuto se arman 350 equipos). Además, comprar un iPhone en China es más caro que adquirirlo en Estados Unidos.

La nota es extensa pero destacamos algunos pasajes.

Apple le compra muchas de las partes del iPhone —la tarjeta de memoria, el modem, el módulo de la cámara, el micrófono y el controlador de la pantalla táctil, entre otras— a más de 200 proveedores en todo el mundo. Foxconn, la empresa taiwanesa que dirige las instalaciones de Zhengzhou, incluso produce algunas partes más pequeñas como las carcasas de metal.

Apple le encarga muchos de sus componentes a proveedores mundiales y después los vende, en masa, a sus productores contratados en China. En Zhengzhou se trata de Foxconn.

Las instalaciones de Foxconn en Zhengzhou tienen una extensión de 5,6 kilómetros cuadrados y pueden emplear hasta 350.000 trabajadores, muchos de los cuales ganan cerca de 1,90 dólares la hora. En la fábrica se hace el llamado FATP (ensamblaje final), pruebas y empacado.

Hay 94 líneas de producción y se necesitan unos 400 pasos para ensamblar el teléfono, incluyendo el pulido, las soldaduras, perforaciones y la instalación de los tornillos. La fábrica puede producir medio millón de unidades de iPhone al día, o cerca de 350 por minuto.

Después de que el dispositivo sale de la línea de ensamblaje se introduce en una caja elegante, se envuelve, y las cajas se apilan sobre bases de madera hasta que son trasladadas a los camiones.

Al salir de las instalaciones, el iPhone recién ensamblado se transporta unos cientos de metros hasta donde el gobierno chino construyó un enorme centro aduanero, justo en las afueras de la fábrica de Foxconn. La agencia se ubica en una especie de zona libre, lo cual permite que Apple venda los iPhone más fácilmente a los clientes chinos.

29chinaapple-sidebar3-master675

Empleados de la fábrica china donde se producen los iPhones. Mientras un grupo sale del turno noche el siguiente ingresa para cumplir el horario regular.

Como punto final del proceso de ensamblaje del iPhone, China también es el inicio para la estrategia fiscal de Apple en todo el mundo. En Zhengzhou, a menudo en la misma agencia aduanera, Foxconn le vende los iPhone terminados a Apple, que se los vuelve a vender a sus afiliados en todo el mundo.

Los teléfonos inteligentes viajan en aviones Boeing 747.

Los iPhone con destino a Estados Unidos y otros lugares del mundo salen de la aduana en un camión y recorren cuatro kilómetros hasta el aeropuerto de Zhengzhou. En los últimos años, estas instalaciones se han reformado significativamente a medida que aumentaba la producción del iPhone.

Para los iPhone destinados al mercado chino, los funcionarios aduanales utilizan un sistema electrónico que marca los productos virtuales como “exportaciones” y después vuelve a marcarlos como “importaciones”. En Zhengzhou, eso sucede en la misma agencia aduanera que está cerca de la fábrica.

El precio de los iPhone en China puede ser casi un 20 por ciento más alto que en Estados Unidos.

Los clientes chinos pueden pagar precios mucho más altos debido a las fluctuaciones de la moneda y el gran impuesto al valor agregado del país.

Un iPhone 7 de 32 gigas se vende en cerca de 776 dólares en la tienda Apple de Shanghái. En Nueva York cuesta 649 dólares.