31.05.2017

Así quedó la primera exposición de artes visuales en un Real Plaza


Se buscó demostrar que el arte visual es el aliado que las marcas necesitan en este cambio de era

Omar-Smash__

Un proyecto concebido en el 2015 y una estrategia nada convencional realizada por un artista visual: un anuncio clasificado buscando mecenas. Inversiones la Cruz invirtió su confianza en el artista peruano Omar Smash y decidió ser parte del Monumento De Lima, la primera exposición de artes visuales en un Real Plaza. El reto fue grande al igual que la respuesta del público. “El eje central del proyecto es una escultura: la réplica de una columna de concreto sin aparente función encontrada en medio de Gamarra, cubierta con papeles extraídos de más de diez distritos de Lima, recortados y pegados en sus cuatro lados aleatoriamente, buscando representar los principales ejes de nuestra diversidad cultural”, explica el artista.

Antes de llevar a cabo la exposición, Omar hizo un estudio con la asesoría de Cristina Quiñones, CEO de Consumer Truth; sobre la relación del peruano y las artes visuales, aplicando metodología insightfull. Descubrió que los peruanos consideran al arte como la última de sus necesidades porque temen equivocarse o que otra persona les diga que “no son quien” para relacionarse con él, para apreciarlo, criticarlo o incluso hacerlo. “Eso evita que la mayoría de las personas lo reconozca como un activo de cambio y transformación social”, comenta Smash.

“El consumismo es la nueva religión; los centros comerciales se han convertido en los nuevos templos; mientras que las marcas son los nuevos santos”, vuelve a explicar el artista. Por eso, la participación de Inversiones La Cruz va más allá de un auspicio nominal, adoptando al arte visual como un concepto: aliado de marca. Apostando por conectar a su audiencia con algo que está dentro de todos nosotros: La Cultura.

El Monumento De Lima se presentó todo el mes de abril en Real Plaza Centro Cívico y más de 25 mil personas interactuaron con él, tanto física como virtualmente. Para lograr ello, inicialmente Omar Smash utilizó herramientas de marketing y posteriormente la respuesta fue orgánica. Este evento cultural contó con un guiado permanente y se desarrollaron 3 actividades interactivas de alta exposición. “El Monumento de Lima es solo el inicio del movimiento Arte para transformar; culminando su primera etapa, formularemos un marketing case, con el objetivo de demostrar que el arte visual es el aliado que las marcas necesitan en este cambio de era”, puntualiza.